El uso de las redes sociales se ha convertido en una tendencia ampliamente extendida entre las diversas marcas y compañías que han encontrado en estas plataformas una inversión definitiva, para lograr comunicación efectiva con audiencias.

La comunicación a través de redes sociales se ha determinado con la ayuda de Twitter o Facebook, mientras que la estrategia usada a través de medios como Instagram o Snapchat se ha colocado como una solución que ha llevado a las marcas a comunicar ante audiencias a través de elementos sumamente multimedia.

Pensemos en los desarrollos que se han hecho pensando en Twitter e Instagram. Ahora las marcas recurren al uso de chatbots para lograr comunicarse en tiempo real ante situaciones que requieren la disposición de la marca, como puede ser una atención al cliente.

Aerolíneas, tarjetas de crédito y otros productos similares no pueden pensarse sin tener una presencia 24/7 en redes sociales.

Esto último ha marcado una pauta a nivel internacional en el desarrollo de inteligencia artificial que permita la operación de chatbots, como una forma de mantener la comunicación interactiva mediante learning machine.

A la par de la innovación, las agencias se han tenido que apegar a nuevas formas de administrar su comunicación y presencia como marca dentro de estas plataformas. Debido a ello, el surgimiento de narradores de datos y de RP2.0 se ha aliado de científicos de datos, quienes se encuentran cada vez más, predispuestos a lograr comunicarse con las audiencias y consumidores, a través de la información que generan con su compra, comentarios en redes sociales y reacción ante campañas publicitarias y estrategias digitales, con lo que se aprovecha en todo momento el escenario digital.

Debido a esto, es interesante observar los resultados de una estrategia de social media marketing cuando es puesta a prueba por parte de las marcas, en aras de sacar el mayor potencial de las redes sociales que tienen a la mano.